Entrevista a voleibolista Campeona de Chile

Entrevista a voleibolista Campeona de Chile
Entrevista a voleibolista Campeona de Chile

Les compartimos la nota publicada el día martes 2 de noviembre por diario Las Últimas Noticias, sobre la alumna de Boston College Alto Macul, Florencia Giglio (17), quien representó a la Corporación de Deportes Boston College (entidad que asesora el deporte en nuestro Colegio) el pasado fin de semana en la final de vóleibol adulto de la Liga A1.

A su temprana edad, Florencia nos demuestra que cuando uno siente pasión o interés por alguna disciplina deportiva, este se puede llevar a cabo con éxito sin dejar de lado los estudios. En su caso, destaca las herramientas y apoyo que ha recibido por parte de su Colegio para desempeñarse en el vóleibol de alto rendimiento, siendo una de las más jóvenes del plantel de las Águilas quienes obtuvieron su noveno título en el campeonato más exigente de la disciplina a nivel nacional el pasado domingo 31 de octubre.

Los invitamos a revisar la entrevista completa:

“Entrenamos con un parlante y ponían los gritos de la Garra Blanca”

2021-11-02 – CATALINA HERRERA-

“Estaba muy nerviosa al principio, era mi primera final de la liga adulta”, cuenta la deportista de 17 años a quien ya presentan como relevo de la multicampeona Chris Vorpahl.

Boston College volvió a ser campeón en la Liga Nacional A1, tras vencer a Colo Colo en una final tan apretada que se tuvo que definir por un set de oro. Con ello se llevó por novena vez el campeonato. Una de las jugadoras más destacadas de la final fue Florencia Giglio, quien con solo 17 años se ha posicionado como una de las mejores anotadoras de las Águilas. ‘Era mi primer torneo oficial por las adultas. Desde chicas pensamos en jugar la liga y cuando me dijeron que tenía la oportunidad de estar en ella, fue una alegría grande’, cuenta. Giglio es una de las más pequeñas del equipo, por lo que debió lidiar con una presión extra. ‘Fue difícil. Las jugadoras más chicas sabíamos que teníamos una responsabilidad súper grande. Estaba muy nerviosa al principio, era mi primera final de la liga adulta, pero intenté jugar lo más calmada posible’, confiesa.

A esto se le sumó otra presión: la barra de Colo Colo. Una cosa es jugar una final y otra es competir con casi todo el público en contra, pifiando, gritando y apoyando a su equipo con un bombo. ‘Ya sabíamos que la Garra Blanca iba a ir con todo. Jorge (Quintana, el técnico) hizo un ejercicio muy bueno y muy interesante: los últimos días antes de la final entrenamos con un parlante y ponían los gritos de la Garra Blanca. En ese sentido ya estábamos preparadas, sabíamos que teníamos mucho público en contra y que iban a ir con todo’, explica. Florencia incursionó en varios deportes hasta que llegó al vóleibol en 2016. Y fue de la manera más inesperada. ‘Mi papá era uno de los dueños de la cafetería del Boston. Lo acompañé un día y estaban jugando las niñas más grandes. Me quedé mirando el partido y, desde entonces, cada vez que podía me escapaba a ver los partidos.

No me pude despegar más y me metí a voley de mi colegio, luego quedé en la Selección. Tuve mi primer campeonato por el colegio, conocí a Jorge y me planteó unirme a Boston. Ahí me metí a la Sub 14 y no he parado’, cuenta Giglio. Dos años más tarde, en 2019, tuvo que tomar una decisión muy importante y complicada para una adolescente: elegir entre sus compañeros o su futuro en el deporte. ‘Estaba en el Pedro de Valdivia, que es un muy buen colegio académicamente, pero no está preparado para deportistas de alto rendimiento. No recibí mucho apoyo. Justo me ofrecieron una beca para irme a Boston, así que sacrifiqué cosas, dejé a mis compañeros de toda la vida y me fui, porque sabía que ahí me iban a apoyar más’, cuenta. Si bien un deportista de alto rendimiento nunca tiene una escolaridad normal, para Florencia fue todo un poco más extraño por la pandemia. ‘El único año que pude ir presencial, me tenía que ir todos los días temprano, por temas de Selección, así que casi no conozco a mis compañeros. Ellos me conocen como la chica del voley’, detalla.

-En la transmisión televisiva la presentaron como la próxima Chris Vorpahl.

-No lo había escuchado, pero es un orgullo que me comparen con ella. Es una de las mejores jugadoras de Chile y tiene mucha experiencia, garra y compromiso importante con la institución. Esa es una de las cosas que más le admiro. Siempre sale adelante, así que es un orgullo que me comparen con ella.

Boston Educa